Este blog se alimenta de sus comentarios, sin alimento llega la inanición. Y como observarán esta ha llegado

martes, 29 de octubre de 2013

Revuelto de bacalao al estilo de las sidreiras

Esta es una preparación que es sencilla de oficiar y solo hay que tener en cuenta el punto de cocción, mejor podría decir, de atemperar el bacalao para que no quede correoso. 
Para comenzar esta preparación pocharemos, en un par de cucharadas de aceite de oliva virgen extra, cebolleta cotada en plumas 

y un pimiento verde por cebolleta empleada. Salamos al gusto, teniendo en cuenta que tal vez, dependiendo el grado de desalado del bacalao nos puede aportar sal.
Este pochado lo podemos hacer con anterioridad y en el momento de utilizarlo atemperarlo.
Estos pochados de cebolleta y pimiento verde son muy prácticos para hacer una tortilla y otras preparaciones, por lo que se puede hacer la cantidad para dos o tres usos, pero teniendo en cuenta que no debe de estar más de 5 días en la nevera.  
Al pochado de cebolleta/pimiento añadimos el bacalao, que lo habremos comprado desalado y en trozos sin piel, rompemos lo que podamos los trozos con la mano y 
los atemperamos, a no más de 60º C, con lo que un termómetro de cocina nos vendría muy bien,  
una vez atemperado el bacalao, añadimos el huevo batido salado al gusto, probar el bacalao antes de añadir los huevos por si no hiciera falta salar los huevos batidos, dos huevos por 100 gramos de bacalao, subimos el fuego si fuera necesario y 
cuajamos el huevo revolviendo suavemente todo. El cuajado tiene que quedar húmedo ya que el calor remanente irá cuajando algo más el huevo.
Una ración de revuelto de bacalao emplatada.
Debido a los precios que tiene el bacalao el precio de esta preparación es moderado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por su visita.
Este blog no participa en cadenas, premios, memes, etc.
Agradezco a todos los que siguen mis entradas.