Este blog se alimenta de sus comentarios, sin alimento llega la inanición. Y como observarán esta ha llegado

miércoles, 27 de noviembre de 2013

Bacalao con langostinos en salsa seudo vizcaina

No asustarse, es una receta fácil y no necesita mucha atención sobre el fuego para realizarla.
Con esta receta seguro que le hacen la ola a la/el ejecutante de la misma.
Vamos a necesitar unos pimientos secos, tipo choricero o ñoras, a mi me gustan más los primeros, un par de cebolla, unos dientes de ajo, langostinos y bacalao desalado, troceado y sin espinas/piel. 

Troceamos la cebolla y los ajos y los ponemos a sofreír con un par de cucharadas de aceite de oliva virgen extra.
Cuando empiece a echar vapor la cebolla, bajar el fuego al mínimo, salar ligeramente y poner a la cazuela una tapa, procuren que no salga vapor.
A los diez minutos mirar como va la cebolla, si ven que cuece suavemente, dejarla así y solo vigilarla de cuando en cuando. Si en las visitas que hagan a esta cocción ven que no hay líquido añadir unas cucharadas de agua, pero si tienen bien graduado el fuego, no suele hacer falta.
El pimiento lo podemos utilizar de dos maneras, ponerlos a remojo y 
raspar la pulpa con el mango de una cuchara y añadir la pulpa a la cebolla, aunque pueden añadir los pimientos sin sus pepitas y troceados a la cebolla sin más. 
Después de, al menos 2 horas, pasar la cebolla por el pasa purés, bueno se puede hacer con batidora/trituradora, pues bien, trituren bien con la batidora, pero para quitar la piel del pimiento, si han cocido los pimientos enteros, pasen la salsa por un colador de alambre fino para quitar los trocitos de piel y que la salsa quede fina. 
Si se utiliza trituradora la salsa pierde algo de color y queda más rosácea, esto es debido al aire que incorpora la trituradora durante su uso.
En una tartera o sartén, salteamos unas colas de langostino, 
añadimos el bacalao, tal cual lo han comprado, por supuesto desalado. Este que he utilizado lo venden troceado, sin piel, ni espinas. Distribuimos bien todo y 
le añadimos la salsa vizcaína, perdón, seudo vizcaína, ya que ortodoxamente no le podemos llamar salsa vizcaína.
Ponerla sobre un fuego y cuando comienza a hervir, apagar el fuego, tapar la tartera y dejar en reposo.
Vale muy bien de un día para otro.
En el momento de servir, atemperar pero sin que cueza. Para que el bacalao no pierda su jugosa textura en este calentamiento no debería de pasar la temperatura de 60º C.
¡A que es fácil!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por su visita.
Este blog no participa en cadenas, premios, memes, etc.
Agradezco a todos los que siguen mis entradas.